Fernández ha realizado estas declaraciones en la capital zamorana durante este lunes, en una comparecencia ante los medios de comunicación para criticar esta nueva fórmula de ganadería que está sonando con fuerza en esta provincia ante el interés de diferentes empresas. "Instalar estas macrogranjas supondría terminar con la ganadería tradicional e implicaría una pérdida de costumbres", ha manifestado.

La formación morada ve en estas explotaciones un grave problema medioambiental. "En lo referente a estas granjas no se está teniendo en cuenta el impacto ambiental que generan; no tiene en cuenta el cambio climático ni la sequía que estamos sufriendo", ha apuntado. "Los promotores únicamente han visto en la provincia de Zamora el terreno propicio para incrementar sus beneficios y van a traer lo que otros territorios no quieren", ha señalado.

En este punto, el secretario general de Podemos y su portavoz en las Cortes han apuntado con el dedo al Partido Popular del que, dicen, "se empeña en traer a Castilla y León lo que no quieren otros" territorios.

"Además, justificar este tipo de negocios con la idea de luchar contra la despoblación en el medio rural es una falacia, puesto que solo generan empleo precario y dejan el terreno en manos de multinacionales que esquilman la riqueza que hay", ha expresado.