La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, confirmó este lunes que habrá aforo reducido en la Puerta del Sol durante la celebración del Fin de Año con las campanadas, ve "muy bien" el desarrollo de los primeros días en Gran Vía con los cortes al tráfico y pide "colaboración" a los madrileños para cumplir con las medidas de seguridad.

Así lo señaló la regidora en Matadero Madrid, durante la presentación de la programación para Navidad, donde avanzó que este martes habrá una rueda de prensa del delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, donde se explicarán con detalle todas las medidas.

"Sí me consta que es posible que haya reducción del aforo, porque se da así más lugar al Samur, a la evacuación, y todo se hace pensando en la mejor manera de que nunca pueda haber riesgo a la población", explicó.

Preguntada por los primeros días de la Gran Vía con más espacio para el peatón, la regidora cree que está "resultando muy bien". Carmena aseguró que estuvo presente el viernes y comprobó que "el tráfico era fluido".

Sobre las quejas que ha suscitado que las calles Preciados y Carmen sean en determinados periodos de dirección única, la alcaldesa ha explicado que no se pretende que se vaya en una única dirección, "ni mucho menos".

"Nos preocupa la seguridad, y por ello hemos cambiado también la orientación de los puestos navideños en la Plaza Mayor para una posible evacuación", ejemplificó.

Así, en los momentos con una "enorme acumulación", se darán instrucciones para ejecutar bien la medida de subida o bajada, pero con el objetivo de que "no le resulte más complicado o penoso" al peatón.

Por ello ha solicitado "colaboración". "Hay que tener prevista una incidencia, y cuando pensamos en medidas de seguridad, pedimos que se cumplan, porque la Navidad es esa fiesta magnífica en la que no se pretende generar molestias", ha concluido.