El parlamentario salmantino Fernando Pablos ha señalado que en la actualidad existen sistemas de medición continua de glucosa mediante monitorización que "mejoran sustancialmente" la calidad de vida de pacientes con diabetes, especialmente menores de edad.

Estos sistemas permiten, ha añadido, reducir el número de glucemias capilares necesarias, así como los ingresos hospitalarios, lo que ayuda en una función preventiva "al evitar importantes problemas de salud que provoca el mal control de los niveles de glucosa".

Al conocer las tendencias de forma continua de la glucosa, el paciente sabe en todo momento cómo actuar, y de esta manera, evitar caer en hipoglucemia o

hiperglucemia ya que se puede comprobar los efectos de los diferentes alimentos en cada paciente, ha explicado a través de la información facilitada a Europa Press.

Además, tal y como ha continuado, "se evita que el paciente, en muchos casos niños, tenga que hacerse entre cinco y siete mediciones de glucosa pinchando sus dedos para extraer sangre".

De igual modo si se utiliza la monitorización continua de la glucosa no es necesario despertar cada noche a menores de edad para controlarles manualmente el nivel de glucosa con el objeto evitar las hipoglucemias nocturnas, ha reseñado.

En los últimos años numerosas Comunidades Autónomas de España han incorporado a su cartera de servicios la monitorización continua de glucosa, "algo que no se realiza aún en Castilla y León, lo que constituye todo un agravio hacia los enfermos de diabetes en la Comunidad Autónoma", han puntualizado los procuradores salmantinos a través del comunicado.