Según ha informado este lunes en un comunicado, el tiempo invernal de la última semana ha provocado nevadas y ha propiciado el inicio de la temporada de esquí en las estaciones gerundenses: La Molina, Masella y Vall de Núria.

En la comarca de la Cerdanya se prevé una ocupación del 80%, en el Ripollès, del 75%, y en la Garrotxa, del 83%.