El político socialista, que formó parte del equipo que en los ochenta negoció la adhesión de España a las Comunidades Europeas, ha fallecido este lunes a los 68 años de edad "tras una larga enfermedad".

Hasta ahora, el Congreso ha acogido solo tres capillas ardientes, las de los expresidentes Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo, y del 'padre de la Constitución' Gabriel Cisneros. De este modo, Marín será

el primer presidente del Congreso velado en la Cámara Baja.