Los 12.080 voluntarios que conforman el cuerpo municipal Voluntarios por Madrid, que ha realizado 400 proyectos este año, estrenarán próximante un nuevo chaleco diseñado por Ágatha Ruíz de la Prada.

Así lo ha anunciado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que ha presidido el acto de celebración por el Día mundial del Voluntariado junto al delegado del Área de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto.

"Desde un primer momento me dijisteis que los chalecos eran muy feos", ha relatado la alcaldesa, que a continuación ha recordado que se comprometió a hacer unos chalecos "más bonitos" y ha adelantado que ya "están encargados".

El símbolo con el que contarán estos chalecos, según ha indicado Carmena, será el de dos manos rodeando a un corazón. "Esas manos para echar una mano y acariciar, y ese corazón capaz de captar que una persona necesita ayuda", ha manifestado.

El cuerpo de voluntariado también ha iniciado con este acto la entrega anual del reconocimiento Madrina de Honor de Voluntarios por Madrid, que este año ha sido otorgado a Ruíz de la Prada, para agradecer su "acto desinteresado" a la hora de diseñar los chalecos.

Al no poder asistir Ágatha por motivos de agenda, a recoger la placa han acudido los hijos de la diseñadora, Tristán y Cósima Ramírez, que han transmitido la "rabia tremenda" de su madre por no poder estar presente y han agradecido la labor de los voluntarios.