Este lunes Siemens Gamesa comunicaba a los sindicatos la retirada del ERE planteado en España que se enmarcaba en el ajuste de 6.000 personas que tiene previsto llevar a cabo en todo el mundo. No obstante, la empresa reiteraba que debe ajustar su plantilla en los centros de España.

Tras ese anuncio, los sindicatos y la empresa se han reunido este martes para empezar a negociar las condiciones de la reducción de plantilla que desea la multinacional, que se acercaría a esa cifra de 272 trabajadores, pero que en este caso sería a través de medidas no traumáticas.

En el encuentro, las centrales sindicales UGT, CC.OO. ELA y LAB han insistido en que las opciones deberían ser prejubilaciones, bajas voluntarias, la intercambilidad entre los distintos centros o excedencias con reserva de puestos, sin descartar que puedan presentar otras opciones.

Fuentes de UGT han señalado que los sindicatos estiman que el porcentaje de trabajadores prejubilables es importante y podría ser de más del 30%.

Las mismas fuentes han precisado que la empresa se ha comprometido a ir desgranando sus propuestas en las próximas reuniones, previstas para el 13 y 14 de diciembre en Navarra.

Por último, han mostrado su satisfacción por la retirada del ERE y por esta "nueva etapa", en la que se trabajará con la empresa en la búsqueda de medidas no traumáticas.