Según ha informado el Instituto Armado, sobre las 19,10 horas del 4 de diciembre, a la altura del kilómetro 2 de la carretera LU-SN, que une Calde y Paderne, una patrulla de guardias civiles del Subsector de Tráfico de Lugo procedió a identificar al conductor de un turismo.

En concreto, resultó ser un hombre de 70 años de nacionalidad portuguesa y vecino de Guntín, que conducía un turismo a pesar de no haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción para ello.

En el interior del vehículo también viajaba el nieto del conductor de dos años de edad, que hacía uso de un sistema de retención infantil, han concretado las mismas fuentes.

JUICIO RÁPIDO

La Benemérita ha destacado que al conductor investigado ya se le habían instruido diligencias hacía dos meses por el mismo motivo. Tras ser informado de sus derechos como investigado no detenido, ha sido citado a fin de comparecer el próximo lunes en el Juzgado de Instrucción número 2 de Lugo para la celebración de un juicio rápido.

Las penas recogidas en el Código Penal para este tipo de delito oscilan, recuerda la Guardia Civil, entre los tres y seis meses de prisión o multa de doce a 24 meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.