El hombre detenido el pasado 18 de octubre como presunto autor de un incendio de una hectárea en una finca familiar de Os Blancos (Ourense), Miguel Ángel M.N., ha asegurado que no era "consciente del peligro" y que, cuando encendió un "pequeño fuego" para asar chorizos no imaginó que éste se fuera a descontrolar.

Así lo ha manifestado, en una entrevista a Radio Cerna, de la Asociación Ecologista Adega, concedida pocas horas después de salir de la cárcel (tras más de un mes en prisión provisional y previo pago de una fianza de 2.500 euros), la pasada semana.

Según ha relatado este hombre, trabajador de la administración en los juzgados de Vigo, ese domingo 15 de octubre, cuando encendió un "pequeño fuego" en la finca familiar, no era "consciente del problema que podía suponer".

"Sabía que había sequía, pero no era consciente del peligro que podía constituir ese fenómeno en el mes de octubre", ha incidido, y ha apostillado que "nunca" negó haber hecho ese fuego. "Yo estaba en una 'carballeira' que, de arder, el fuego no es tan bestial, tan alucinante como cuando afecta a plantas pirófitas", ha justificado.

TRAYECTORIA ECOLOGISTA

Miguel Ángel M.N. ha afirmado sentirse "indignado" por su detención "con nocturnidad", y ha denunciado el trato recibido tras esa detención, ya que tuvo que ser asistido en varios centros médicos por problemas de salud relacionados con el corazón.

"Fue la peor experiencia de mi vida, lo que más me dolió es que me detuvieran así, pisaron mis derechos", ha criticado, aunque ha evitado entrar en detalles acerca de la acusación que pesa sobre él (por un supuesto delito de incendio forestal) para no verse "perjudicado" en su defensa.

No obstante, ha recalcado que su trayectoria vital, vinculada a movimientos ecologistas en A Limia "desde los 18 años", le avala, y ha recordado que llegó a participar "como voluntario" en la extinción de incendios forestales.

Finalmente, este investigado ha trasladado un mensaje de agradecimiento a familiares, vecinos, compañeros de trabajo y asociaciones ecologistas por su apoyo. "Yo pensé que todo el mundo me iba a tomar por una persona mala, pero fue al revés, nadie me torció la cara", ha aseverado.