La concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, ha asistido este martes a la presentación, en un 'open studio' desarrollado en la Sala 221 del Laboratorio de las Artes de Valladolid, de los proyectos de los vallisoletanos Cinta Arribas y Juan Carlos Quindós; Tin Dozic, de Zagreb (Croacia); Antoine Barrot, de Clermont-Ferrand (Francia) y Velimir Zernovski, de Skopje (Macedonia).

Los artistas fueron elegidos entre casi medio centenar de propuestas recibidas de las ciudades CreArt en Europa y llegaron al LAVA el pasado 13 de noviembre para desarrollar sus proyectos artísticos.

Esta residencia CreArt es la primera organizada en Valladolid en el nuevo proyecto 2017-2021, que contará con programas anuales hasta ese año en otras ciudades europeas como Liverpool (Reino Unido), Linz (Austria), Kaunas (Lituania), Aveiro (Portugal) y Skopje (Macedonia).

Los programas de residencia CreArt del anterior proyecto ya fueron reconocidos como ejemplo de buenas prácticas en el manual publicado por la Comisión Europea 'Policy Handbook on Artist's Residencies'. Durante esta residencia, los artistas han contado con la local Amaya Bombín como tutora para el seguimiento de sus proyectos y la organización de visitas y actividades paralelas.

Desde que CreArt empezará su andadura en 2012 se han realizado 20 Programas de Residencias de Artistas en cuatro ciudades europeas, en los que han participado más de 60 artistas, entre ellos 14 artistas vallisoletanos como la propia Amaya Bombín, además de Julio Falagán, Patricia Sandonis, Saelia Aparicio, Fernando Guijar, Carlos Sanz Aldea, Belén Rodríguez, Paco Villa, Julio Sendino, Elena Finat Sáez, Eloy Arribas, David Campesino, Pablo Giménez y María Lozano.

El próximo martes 12 de diciembre, a las 18.00 horas, tendrá lugar la presentación final de sus trabajos en la Sala Negra del LAVA.

El de la ilustradora Cinta Arribas gira en torno a las relaciones personales y vivencias en torno a la condición humana, y su objetivo es la finalización de seis grandes murales; Antoine Barrot continuará su proyecto de investigación en la Escuela de Arte de Clermont-Ferrand usando la ucronía de la ciencia ficción como una herramienta para revelar el vacío o las ausencias en el mundo, a partir de cuatro lugares (La Muela, Belchite, Valdeluz y Seseña).

Además, Tin Dozic realizará sus propios instrumentos electrónicos (objetos mecánicos, cinéticos y acústicos) a partir de la apropiación de tecnologías desactualizadas y el reciclaje; Juan Carlos Quindós reflexionará sobre el conjunto racionalista, secreto y "tabú" del antiguo matadero: un microcosmos donde los distintos módulos, muy variados entre sí, comparten un sistema geométrico común; Velimir Zernovski parte de la curiosidad humana y el conocimiento de nuestro universo como punto de partida de la narración de su propuesta, reflejando el camino melancólico de la interacción humana con la naturaleza.