Aunque no es la primera vez que este coloso del aire opera en el aeropuerto zaragozano, siempre genera gran expectación por sus llamativas dimensiones.

Con una envergadura (distancia entre ala y ala) de 73,3 metros y una longitud de 68,96 metros, este avión tiene capacidad para transportar hasta 150 toneladas de mercancía.

El carguero, que tenía como destino la ciudad senegalesa de Dakar, transportaba en esta ocasión equipos de asistencia en tierra a aeronaves (handling), ha informado aena en una nota de prensa.