En un comunicado, la policía catalana ha explicado que a la 1.50 horas de este martes un control de velocidad en esta autopista situado en L'Aldea (Tarragona) ha detectado el vehículo a 215 kilómetros, en un tramo limitado a 120.

Posteriormente, ha sido cazado de nuevo superando el límite de velocidad, en Cambrils (Tarragona), donde circulaba a 161 kilómetros, y finalmente ha sido detenido por exceso de velocidad y no tener el carné.