En una nota de prensa, esta organización sindical han informado de la convocatoria de una huelga los días 14, 15 y 18 de diciembre, tras un año de negociaciones en el que "no se ha conseguido ningún avance".

Según UGT Aragón, TRADIME y FETRAZ "siguen empeñadas en implantar un plus de kilometraje para los conductores en los que estaría incluido la nocturnidad, las horas extra, las horas de presencia y la disponibilidad, todo ello por 204,30 euros mensuales".

Esto podría significar el recorte medio de hasta un tercio del salario bruto de un chófer en una ruta nacional, ha precisado al organización sindical, que ha subrayado que "lo más grave es que sin esta cláusula las patronales no aceptan continuar con la negociación".

Además del "chantaje" que supone esta condición, la propuesta salarial "es una burla a estos trabajadores" ya que ambas patronales ofrecen un convenio de cuatro años -para el periodo entre 2017 y 2020-, el primero de ellos sin subida salarial y la única oferta de un día de asuntos propios solo para ese año. De 2018 a 2020, la subida sería de un uno por ciento cada uno de los años.

COBRO DIGNO

La FeSMC UGT Aragón ha explicado que no admite "una pérdida de derechos de tal magnitud de los conductores, ni quitarles el derecho a reclamar las horas trabajadas, ni a un cobro digno de su trabajo" y "tampoco que se ignore al resto del sector compuesto por muchas otras categorías profesionales".

A su entender, "la mala fe negociadora demostrada por ambas patronales han obligado a los sindicatos a convocar una huelga en el sector para los días 14, 15 y 18 de diciembre".

Por otro lado, desde el sector de Carreteras de FeSMC UGT Aragón han indicado que ofrecerán un servicio gratuito de descarga de datos de tacógrafo y reclamación de cantidades mientras dure esta negociación para que todos los conductores puedan cobrar las horas trabajadas.