En concreto, al hombre, de 30 años y origen marroquí, le constaban cinco requisitorias en vigor de varios juzgados de la provincia de Alicante, además de una requisitoria policial de la Comisaria de Elche por robo con fuerza en las cosas.

La detención se produjo por agentes del puesto fronterizo del aeropuerto Alicante-Elche, tras recibir un aviso advirtiéndoles de que en el vuelo procedente de Zurich (Suiza) y dentro del Convenio Bilateral España-Suiza había sido expulsado esta persona por las autoridades de ese país, a su objeto de readmisión en España.

Agentes de la Brigada de Policía Judicial de Elche habían iniciado una investigación conjunta con la Brigada de Policía Judicial de Alcoy en octubre del 2016 tras varias denuncias de robo con fuerza en diversos domicilios de la ciudad de Alcoy y se sospechaba pudieran haber sido realizados por personas residentes en la ciudad de Elche.

Tras una larga investigación, los agentes consiguieron identificar a los autores de los robos, coincidiendo el detenido en el puesto fronterizo como uno de los autores, el cual pasó a disposición judicial, decretando la jueza su ingreso en prisión.