De este modo, según datos del área de Medio Ambiente del consistorio oscense, se han tenido que reparar nueve contenedores de varias calles de la capital, de los que tres corresponden a envases ligeros, resto y papel y cartón de la calle Torre Mendoza, lo que ha supuesto un montante de casi 1.400 euros.

Otros tres son de envases ligeros, resto y papel y cartón en la calle José María Lacasa, por unos 2.400 euros; y otros tres de envases ligeros y resto en Travesía Bellesteros, cuya reparación ha costado 1.750 euros.

Todos ellos han sido quemados en el mes de noviembre, según ha detallado la concejal de Medio Ambiente, Carmen García, quien ha recordado que el vandalismo acaba "corriendo a cargo de los bolsillos de la ciudadanía oscense" y ha reclamado "una actitud cívica".