En una nota de prensa, ha afirmado que esta iniciativa "deja en evidencia a sus detractores". "Reducir a la mitad sus emisiones de contaminación ambiental, acústica e hídrica es un objetivo que debería de servir de referencia al resto de los agentes causantes de la contaminación en las comarcas de Avilés y Gijón". ha señalado.

A su juicio, "resulta inexplicable que el Principado aún no haya sido capaz de conceder la autorización ambiental para la construcción de los nuevos hornos de cok en Gijón".

Por otro lado, Cristina Coto ha resaltado la importancia de los planes de Arcelor para liderar la producción de grafeno en Avilés y recuperar la fabricación de carril en Gijón, dos hechos que "contribuirán a asegurar el empleo en Asturias".