Así lo ha exigido la consellera insular de Territorio e Infraestructuras, Mercerdes Garrido, tras asegurar que el trazado afecta a la zona amortizada de la declaración de patrimonio de la Humanidad de la Serra de Tramuntana y que es el Estado quien debe informar a la Unesco sobre este "disparate".