La aplicación de esta técnica de neuromodulación evitará trasladar a Barcelona a los pacientes que requieran esta intervención, que es mínimamente invasiva y tiene un porcentaje de eficacia muy alto contra este tipo de incontinencia, ha explicado el Institut Català de la Salut (ICS) del Camp de Tarragona en un comunicado este jueves.

Se realiza con anestesia local y no requiere ingreso al hospital, ya que se atiende en la unidad de cirugía sin ingreso (Ucsit), y los profesionales del Joan XXIII la realizaron por primera vez la semana pasada.