Según ha informado el Ayuntamiento de Armilla, los hechos se han producido esta mañana cuando se recibió una llamada en el 112 informando de que una mujer estaba siendo agredida por su pareja.

Los agentes se trasladaron al domicilio conyugal, donde comprobaron que la mujer se encontraba en la calle acompañada de sus tres hijos menores. El presunto agresor, "reincidente", estaba encerrado en el interior de la vivienda.

La mujer informó de que había sido víctima de agresión física y apuntó que su agresor también la había amenazado. El hombre acabó por abrir la puerta de la vivienda, momento en el que fue detenido y llevado a dependencias policiales, donde se instruyeron las preceptivas diligencias.