Según ha informado la compañía este jueves en un comunicado, la actuación ha supuesto una inversión de 26.000 euros, y prepara la instalación para poder ser operada de forma remota, lo que permitirá reducir el tiempo de intervención en caso de incidencia.

La instalación consta de dos transformadores, lo que provocó que durante los trabajos se instalaran dos grupos electrógenos para mantener el suministro eléctrico de los clientes.