Según ha informado la Comisaría, la investigación se inició hace dos semanas, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una persona que podría estar distribuyendo, con una moto, sustancias estupefacientes en la zona de ocio del centro de la ciudad de Alicante.

Los agentes identificaron al supuesto autor, un repartidor de comida rápida que desempeñaba su labor en un establecimiento comercial del centro. La persona aprovechaba su trabajo como repartidor para distribuir la droga entre los compradores sin levantar sospechas.

Cuando tenía los pedidos de comida cargados, salía del establecimiento con su moto, y presuntamente aprovechaba esa circunstancia para quedar con los compradores y venderles la droga que les tenía preparada, una transacción que apenas duraba "unos segundos".

El martes 5 de diciembre, los agentes establecieron un dispositivo que concluyó con la detención del autor por un delito de tráfico de drogas. La operación fue llevada a cabo por agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte de Alicante.