Según ha informado este jueves la policía catalana en un comunicado, arrestaron a este hombre de 26 años, vecino de Palamós (Girona), por un delito de robo con fuerza.

El detenido había hecho un agujero -el conocido butrón- de un metro cuadrado desde el vestíbulo de la finca colindante para poder acceder al establecimiento.

Sobre 15 horas del 3 de diciembre, la Policía Local recibió una llamada informando de que una persona estaba intentando robar en este comercio, en la calle Horta d'en Fina.

Las patrullas de Mossos y Policía Local desplazadas hasta el lugar vieron el agujero y tras iniciar la búsqueda del autor, lo localizaron en la primera planta del edificio adyacente.

El detenido, que tiene varios antecedentes, pasó a disposición judicial el 4 de diciembre y el juez de guardia de La Bisbal d'Empordà decretó su libertad con cargos.