Fernando Osuna, letrado al frente del despacho de abogados que representa los intereses de estas personas, ha informado a Europa Press que la solicitud de personación en las diligencias judiciales ha sido formalizada este mismo jueves, al objeto de tener acceso a las actuaciones judiciales emprendidas por la citada instancia y las comparecencias que se celebren. Al respecto, recordemos que la idea inicial de la juez instructora era solicitar a Renfe y Adif un informe sobre el contenido de la caja negra del tren siniestrado.

Entretanto, y según Fernando Osuna, este despacho de abogados está recabando de sus representados "los informes y partes médicos" relacionados con las lesiones sufridas en el accidente, así como cualquier otra información que ayude a cuantificar "el daño" padecido, de cara a la correspondiente reclamación de indemnización.

Fue el pasado 29 de noviembre, recordémoslo, cuando aconteció el citado descarrilamiento de un tren de media distancia de la línea Málaga-Sevilla, entre las estaciones sevillanas de El Sorbito y Arahal, en el término municipal de dicho municipio. El accidente se saldó con 37 heridos, dos de los cuales fueron ingresados en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla con heridas de gravedad.

Se trataba de un empleado de Adif que sufrió una fractura de pelvis y fue intervenido, así como una mujer que sufrió un traumatismo en la columna.