Una mujer ha sido hallada muerta este domingo en una vivienda situada en la localidad de Taurito, en el municipio grancanario de Mogán, mientras que su pareja, un varón de 50 años y origen irlandés, ha quedado en libertad al no apreciarse indicios de homicidio y después de prestar declaración como testigo, ha informado la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha precisado que las manifestaciones que ha realizado tras acudir de forma voluntaria a declarar, unido a las pesquisas policiales, entre ellas la inspección preliminar del cadáver, no presentan indicios suficientes para determinar que la muerte ha sido fruto de algún tipo de delito.

El hombre ha quedado de momento en libertad, si bien los investigadores están pendientes de que la autopsia que se realizará este lunes determine las causas de la muerte de su pareja, de nacionalidad holandesa.

En un principio, la Guardia Civil investigó la muerte de la mujer como un posible caso de violencia machista, ya que existían testimonios de que la pareja había discutido.

Sin embargo, la falta de signos violentos en el cadáver de la mujer aconsejaron a los agentes mantener la cautela hasta poder interrogar a la pareja de fallecida y disponer del informe de los médicos forenses.

Los hechos han ocurrido sobre las 10.15 h de este domingo, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del caso a través de una conocida de la víctima, que se presentó en dependencias del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán para informar que había visto el cadáver de la mujer en la zona de la piscina de la vivienda. Varios agentes se desplazaron al domicilio, un chalé de alquiler vacacional con piscina, y confirmaron los hechos.