Acuña, a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Patronato de la institución en la que ha sido nombrada como presidenta, ha manifestado que "una ciudad que tiene el patrimonio real y tangible de Toledo no necesita un patrimonio virtual, tiene el real a disposición de quien quiera disfrutarlo".

Sin embargo, ha aclarado que la Real Fundación estará al servicio de los "grandes proyectos para la ciudad" como este y que utilizarán su "mejor experiencia" para emitir un criterio y una valoración al respecto.