Para Aparioja, el criterio de su asociación "es impedir que sacrifiquen el máximo número posible de animales sin importar que sean ancianos, estén enfermos o requieran cirugías o tratamientos costosos".

Aún así, "el actual responsable veterinario de la perrera no contesta a los correos que recibe de Aparioja o contesta con evasivas o determinando que será él quien decida los animales que se van a salvar".

De hecho, indican en la nota, "desde el pasado 4 de diciembre está asociación no ha podido rescatar ningún animal de la perrera".

Así las cosas, desde la Asociación instan a los responsables municipales "a que tomen medidas al respecto y que se dé la oportunidad a todos los animales que ingresan en el centro a ser rescatados antes de su sacrificio".