El presidente del Parlament, Roger Torrent, llevará la defensa de la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo a través de una demanda en la que pedirá medidas cautelares.

En un comunicado, la Cámara ha informado que esta demanda se tiene que impulsar a título individual, y por eso Torrent, aparte de impulsarla, propondrá a los diputados del Parlament que lo deseen que se sumen a ella.

El objetivo del presidente de la Cámara llevando esta demanda a Estrasburgo es "proteger los derechos de Puigdemont de someterse al debate de investidura de forma efectiva".

La iniciativa en Estrasburgo se ha dado a conocer después de que Torrent no incluyera en el orden del día de la reunión de la Mesa de esta mañana la propuesta de modificación de la ley de Presidencia que registró JxCat en solitario, con el fin de poder investir a distancia a Puigdemont.

Fuentes del entorno del presidente del Parlament han indicado que Torrent demandará ante el TEDH medidas cautelares para "tutelar los derechos políticos de Puigdemont y garantizar una investidura efectiva".

En concreto, le pedirá al tribunal europeo que tutele "el derecho a la participación política de Puigdemont" para posibilitar así que pueda someterse al debate de investidura y ser elegido si así lo decide la mayoría de la Cámara.

Las mismas fuentes apuntan que en el caso que la demanda fuera estimada se resolvería en 24 horas y "se podría abrir una puerta real y efectiva para la investidura de Puigdemont".

La demanda de medidas cautelares ante el TEDH tiene un carácter restrictivo y está reservada para casos muy específicos en los que se puede producir un daño irreparable, por lo que es una vía "compleja", admiten las mismas fuentes.

Pero recuerdan que Torrent se ha comprometido a trabajar para proteger los derechos políticos de Puigdemont y defender "su derecho a someterse a una investidura efectiva".

El Parlament alega al TC

El Parlament ha presentado este martes las alegaciones ante el Tribunal Constitucional (TC) tras la impugnación del Gobierno central a la investidura de Carles Puigdemont.

El Parlament pide que se desestime la impugnación presentada por el Gobierno central contra la propuesta de investidura de Carles Puigdemont, huido en Bruselas de la justicia española, y también que queden sin efecto las medidas cautelares dictadas por el mismo tribunal el pasado 27 de enero.

El escrito del Parlament, firmado por el letrado Joan Ridao, sostiene que la impugnación "es arbitraria" en la medida en que "se funda en argumentos de carácter hipotético o preventivo", y recuerda el dictamen del Consejo de Estado, que desaconsejó al Ejecutivo central presentar el recurso antes de producirse la investidura.

En este sentido, la Cámara considera que el TC, bajo la "apariencia de medida cautelar", ha determinado "la forma en que puede llevarse a cabo la sesión de investidura" impartiendo instrucciones a los miembros de la Mesa del Parlament, con lo que "no solo ha incurrido en una clara extralimitación de funciones, sino que también ha usurpado unas funciones que no le son propias".

El Parlament alega además que las decisiones adoptadas por el presidente del Parlament de proponer como candidato a Carles Puigdemont y convocar el pleno -que luego decidió aplazar- son legales.

Otro argumento que esgrime es que impedir a Puigdemont la posibilidad de ser investido "vulnera su derecho al sufragio pasivo como candidato electo" y también "el derecho al sufragio activo de los ciudadanos que lo eligieron con su voto".

Razona, asimismo, que Puigdemont goza "de inmunidad parlamentaria reconocida en el Estatuto de autonomía a los diputados del Parlamento de Cataluña" y que solo puede ser detenido "en caso de flagrante delito".

La Cámara autonómica considera que no se puede exigir a Puigdemont que se ponga a disposición judicial para poderse someter al debate de investidura, tal y como determina el TC en sus medidas cautelares, con las que le exigió un permiso judicial.

JxCat critica a Torrent por acudir a Estrasburgo 

JxCat ha criticado al presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), por su decisión "arbitraria y unilateral" de presentar una demanda al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo y ha avisado de que este paso puede "chocar" con la estrategia de defensa de Carles Puigdemont.

Los diputados de JxCat Eduard Pujol y Gemma Geis, en una rueda de prensa en el Parlament, han admitido que han acogido con "perplejidad" el anuncio de Torrent de acudir a Estrasburgo, sensación que han compartido esta mañana en una conversación por videconferencia con Carles Puigdemont.

Pujol ha señalado que las garantías para la investidura de Puigdemont "no hay que ir a buscarlas demasiado lejos, ni en Estrasburgo ni en ningún otro lugar", ya que las tienen "al alcance" en el reglamento del Parlament: "Lo que tenemos que hacer es creérnoslo y ponernos en marcha", ha zanjado.

El portavoz adjunto de JxCat ha cuestionado que Torrent haya decidido pedir al TEDH que adopte medidas cautelares para garantizar los derechos que considera que tiene Puigdemont para ser elegido presidente de la Generalitat "sin comentarlo con el afectado".

Así, Pujol ha expresado "perplejidad" por la decisión "unilateral y arbitraria" de Torrent, algo que considera que no se debería haber hecho de esta manera porque "choca frontalmente con estrategias de legítima defensa" del propio Puigdemont.

"Nos hubiéramos sentido más cómodos con más diálogo", ha remarcado Pujol, que ha opinado que si algún día hay que acudir a Estrasburgo será más adelante y con una "gran causa catalana", que debería servir, a su juicio, para denunciar el conjunto de los "agravios" del Estado.

Esta línea, la diputada Gemma Geis ha subrayado que Puigdemont trabaja con "discreción" en una estrategia jurídica de defensa y que cualquier otra acción paralela debe ir "de la mano", para actuar así con la "máxima rigurosidad".

"Hubiera sido mejor consultarlo con Puigdemont", ha admitido Geis, quien no ha pedido específicamente a Torrent que abandone su apuesta, pero sí que ha llamado a buscar el "encaje" entre la voluntad del presidente del Parlament de buscar garantías para el candidato a la investidura y la estrategia de defensa del propio expresidente catalán.

Geis también ha dicho que están "sorprendidos" porque Torrent no haya incluido en el orden del día de la reunión de hoy de la Mesa la proposición de modificación de la ley de Presidencia registrada en solitario por JxCat, pero ha confiado en que se aborde en el próximo encuentro.

Torrent asegura que habló con JxCat antes de impulsar la petición a Estrasburgo

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha asegurado que explicó a JxCat su intención de llevar la defensa de la investidura de Carles Puigdemont al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estraburgo antes de anunciarlo públicamente.

"El presidente Roger Torrent ha comunicado su intención de impulsarlo al vicepresidente primero --del Parlament-- y miembro de JxCat, Josep Costa, sin que hubiera ninguna oposición", han explicado a Europa Press fuentes de la Presidencia de la Cámara.

La polémica ha surgido este martes cuando Torrent ha anunciado su intención de ir Estrasburgo para pedir amparo a la investidura de Puigdemont, y JxCat ha criticado que no lo consultó antes con el candidato.

Las mismas fuentes señalan que, cuando Torrent aplazó el pleno de investidura, se comprometió "a recurrir a todas las instancias para garantizar los derechos de Puigdemont", y que así lo ha buscado hacer ahora.

"Por eso se presentan las alegaciones al TC y por eso se quiere impulsar la demanda de medidas cautelares al Tribunal Europeo de Derechos Humanos", dicen.
También argumentan que se buscará que la vía de la petición a Estrasburgo sea "compatible" con la estrategia de defensa de Puigdemont en el proceso judicial abierto contra él.

Las mismas fuentes aseguran que el propio Síndic de Greuges, Rafael Ribó, consideró la semana pasada que hay "motivos fundamentados" para impulsar las medidas cautelares que este martes se han hecho públicas.

El portavoz adjunto de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, y la diputada Gemma Geis han reprochado a Torrent que decida llevar a Estrasburgo la investidura de Puigdemont sin avisar al propio candidato de JxCat a presidir la Generalitat.

"Hemos recibido con perplejidad la decisión de llevar ante el Tribunal de Estrasburgo de manera unilateral y arbitraria la defensa de los derechos de investidura del presidente Puigdemont", ha criticado Pujol, que asegura que la decisión de Torrent choca frontalmente con la estrategia de legítima defensa del candidato.