Cayetana Álvarez de Toledo, exdiputada del Partido Popular ha hecho pública su opinión sobre la huelga de mujeres convocada el próximo jueves 8 de marzo para reivindicar la igualdad de género en España.

En una entrevista realizada para eldiario.es, Álvarez Toledo tildaba de "disparate" la huelga feminista. "Vivimos una etapa extraordinaria para las mujeres", argumentaba la exdiputada.

Asimismo Cayetana lamentaba que se haya convocado "una huelga de cuidados" que podría afectar a niños y personas de la tercera edad. "Dejar de cuidar ese día a nuestros viejecitos, a nuestros dependientes y a nuestros niños", afirmaba que le parecía "un disparate".

En relación con la brecha salarial la exdiputada cree que "la diferencia es menor de lo que dicen" y explicaba que los motivos tienen que ver con las "decisiones que tomamos las mujeres" sobre qué tipo de trabajo queremos. Estos motivos también le sirvieron para negar la existencia del techo de cristal y destacaba que uno de los condicionantes biológicos más importantes es que "las mujeres tenemos bebés". 

Ponía como ejemplo las mujeres de Holanda, país donde las tasas de trabajo temporal en las mujeres son muy altas, a juicio de Álvarez Toledo porque las mujeres holandesas "prefieren el trabajo temporal ya que les permite tener tiempo con sus hijos, y priorizan eso en general por encima de sus maridos".

Hacía especial hincapié en la idea del victimismo, afirmando que es el "ingrediente esencial del nacionalismo, del populismo de izquierda y de derecha, si es que hay" y, ahora, también del feminismo radical, donde "la culpa es del hombre".

Niega rotundamente ser víctima y sufrir discriminación por ser mujer. Explica que considerarse víctimas hace que las mujeres sean tratadas como menores de edad y "eso es muy malo, porque entonces somos terreno abonado para que vengan demagogos, y eso es muy riesgoso".

Por todos estos motivos, la huelga feminista le parece un disparate. Sus declaraciones han suscitado numerosas críticas en las redes sociales, donde muchos usuarios consideran que las ideas de la exdiputada y portavoz de Libres e Iguales, son un motivo más para sumarse a la movilización del 8 de marzo.