Convencidas de que fue asesinada. Así se siguen mostrando la madre y las amigas de Mar, la joven de 21 años que apareció muerta junto a su pareja en un campo de tiro de Las Gabias, en Granada.

La investigación sigue abierta después de que la Guardia Civil confirmase que el hombre se suicidó después de asesinar a Mar de forma intencionada. "Le destrozó la cabeza para que no pudiera ni reconocerla", explicó la madre tras movilizarse frente al Ayuntamiento de la ciudad este mismo martes.

El círculo más cercano a la joven asegura que les había contado que sufría maltrato físico y psicológico por parte de su pareja, que había estado tratándose de problemas mentales.

La madre, que desconocía la situación, mantiene su postura. "Fue un asesinato", sentenció, al tiempo que pide que se ponga freno a la violencia contra las mujeres.