Medio centenar de académicos han lanzado este miércoles un manifiesto en el que se comprometen "a no participar como ponentes en ningún evento académico o mesa redonda de más de dos ponentes donde no haya al menos una mujer en calidad de experta". Unas horas después de hacerlo público en Internet las adhesiones alcanzaban las doscientas entre profesionales de diferentes disciplinas, según informaron a 20minutos sus impulsores.

En el manifiesto, los firmantes instan además "al cumplimiento" de la ley de 2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. En su mayoría, son economistas, sociólogos y politólogos españoles adscritos a universidades nacionales e internacionales o centros de investigación como el CSIC.

La iniciativa, de la que informó primero Bloomberg, surgió de una conversación mantenida entre Daniel Fuentes, José Ignacio Conde y Alain Cuenca después del 8 de marzo sobre qué deberían hacer los hombres para promover la igualdad.

Lo explica el propio Alain Cuenca: "Les conté que hace tres años, siguiendo una iniciativa del colectivo Clásicas y Modernas, algunos suscribimos el compromiso de no participar en actos sin mujeres durante ese mes de marzo. Siguiendo aquel modelo decidimos impulsar uno ahora de manera definitiva", dice este profesor de Economía Pública.

Cuenca explica que cuando se invita a alguien a ser ponente en una conferencia lo habitual es preguntar quiénes le acompañarán en la mesa de expertos. "Yo desde 2015 siempre si solo somos hombres pido que me sustituyan por una mujer o que si quieren mi presencia inviten también a alguna experta".

Con este manifiesto, su intención es que a partir de ahora cada vez más académicos y analistas se comprometan "públicamente" a incorporar mujeres en las mesas redondas y los actos profesionales, "algo que debería de ser natural". A Cuenca le ha ocurrido que en algún evento académico que aceptó "por compromiso" se ha visto solamente acompañado de hombres en el panel, "y entonces siempre empiezo diciendo lo incómodo que estoy solo con hombres. Eso provoca en el auditorio una reacción de sorpresa, pero es que si no te pones gafas violetas esto es algo que no ves", asegura.

La aparición del manifiesto con los primeros cincuenta firmantes, mayoritariamente economistas y sociólogos, ha motivado una campaña en redes sociales en las que los propios impulsores pedían a sus colegas de profesión su implicación en la campaña por la igualdad.

El manifiesto de los académicos llega tan solo unos días después de que el Ministerio de Justicia hiciera suya la propuesta de la comisión encargada de revisar los delitos sexuales de paralizar sus trabajos a la espera de que su composición orgánica sea paritaria. Esta decisión fue tomada, por unanimidad, después de que se hiciera público que dicha comisión, en sus orígenes, estaba formada por 20 hombres y ninguna mujer.

El movimiento feminista, reforzado en España a raíz de la huelga del 8 de marzo, reclama la participación de las mujeres en igualdad en los paneles de expertos y como fuentes de información. Internacionalmente también han surgido campañas en contra de los denominados #allmalepanel (paneles de expertos exclusivamente masculinos).

Como hecho simbólico, la semana pasada la presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, afeó al presidente argentino, Mauricio Macri, que su equipo no tuviera ninguna mujer. Macri se comprometió a mejorar en materia de igualdad.