Así lo ha indicado el presidente durante el acto de colocación de la primera piedra del nuevo Centro de Salud de Elche de la Sierra, donde ha indicado que este proyecto, que estará ejecutado en dos fases, supondrá la dinamización y un gran impacto socioeconómico para Elche de la Sierra y para el resto de la comarca, en la Sierra del Segura, donde los cultivos son principalmente leñosos.

Así, según ha informado en nota de prensa la Junta, la primera fase supone la ejecución de un sondeo y comenzará antes del verano. Está previsto que el coste de esta fase inicial ascienda a 127.000 euros de fondos propios. Una vez hecho el sondeo y cuando se vea la necesidad exacta de la construcción de una o dos balsas, se iniciará la segunda fase de este proyecto de transformación.

Por otro lado, el presidente ha criticado que en España "el único ejemplo de trasvase en el que a una parte le quitan agua para dársela a otra" se produzca "entre la España seca y la España seca". Así, ha denunciado que "nadie coge agua de la España que se ha desbordado estas últimas semanas".

Dicho esto el titular del Gobierno ha lamentado que Castilla-La Mancha sufre el "agravio" de ver cómo se hacen pozos de sequía

"en vez de coger el agua que tienen a un metro, en el mar". "El Ejecutivo autonómico va a apostar muy fuerte por poder usar nuestra agua, que es la de todos los españoles, pero por eso también nuestra, en igualdad de condiciones", ha asegurado.