Una misión con 50 astronautas, ingenieros y científicos, con la supervisión de Pedro Duque, se pasea estos días por el Geoparque de Timanfaya, en Lanzarote. Un lugar cuya superficie es análoga a la de la Luna o, incluso, de Marte. Aprenden la geología, mientras se ensayan instrumentos que podrían acompañar las futuras misiones interplanetarias.