El primer asteroide interestelar localizado al pasar por el sistema solar está cautivando a los científicos por ser diferente a cualquier cosa observada hasta ahora.