42 kilómetros a 20 grados bajo cero. A 700 metros de altitud. En el punto más al sur de la Tierra. Bienvenidos al Maratón de la Antártida. Una de las carreras más extremas. De hecho, si no se posee un seguro de vida y de rescate, no se permite participar. Y el frío no es lo único que les dejará helados.