Uno tras otro, cinco policías entran en un almacén persiguiendo a un sospechoso. Este se oculta tras un objeto que ha cogido antes del suelo, aunque deja sus piernas al descubierto. Y uno tras otro, los cinco agentes se van por donde han venido.