Las llamas de los múltiples incendios que han arrasado ya el sureste de California.