El fuego avanza imparable en el estado de California. Empezó en el condado de Santa Paula y se extendió hasta el de Ventura, a 115 kms de Los Ángeles.