Hasta ahora el perro o el gato se reparte como si fuera un mueble más de la casa, pero este miércoles el Congreso dará luz verde para que sean considerados "seres vivos con sensibilidad". Primará el bienestar de la familia y del propio animal en cualquier disputa jurídica. Un avance que afectará a miles de familias en España, porque en casi la mitad de los hogares, el 49 por ciento, vive un animal de compañía.