Para los astronautas de la Estación Espacial Internacional, las comidas tienden a ser escasas, pero ocasionalmente hay excepciones. Recientemente se han ido de viaje a Italia.